lunes, 22 de junio de 2015

VII Btt Castilla la vieja-Villarcayo 2015

Una jornada de BTT espectacular. Un recorrido precioso con caminos estrechos y algo técnicos, buenas subidas y bajadas de vértigo. Buena temperatura, un poco de calor pero llevadero. Una buena organización. No se puede pedir mas.

La salida se dio a las 9:30. Salimos con un ritmo frenético ya que los primeros 9 km. eran bastante llanos. A partir de ahí, a la altura de cigüenza, entramos en una zona pegada al río Nela estrecha, en sombra y muy divertida aunque todavía se ciclaba bastante pegados unos a otros y al ir en fila se hizo alguna parada.
Del km. 14 al 15, aproximadamente, la subida al alto de los Ejidos nos dará un calentón, bajar al primer avituallamiento en Salazar  y coger con ganas la subida mas dura de la jornada de unos 4 km con alguna rampa mas que dura que nos lleva al alto de Ajestaderos. La bajada es muy bonita, algo técnica y la debemos hacer con cuidado para no tener un disgusto como le sucedió a algún participante.
Desde el km. 24 al 30 nos toca un tramo bastante llano pero algo desgastador por el terreno (también hay que tener en cuenta que no me iba bien el cambio y tuve que hacer 40 km de la marcha con el plato pequeño...). Pasaremos el segundo avituallamiento en Mozares que será el tercero unos km. mas adelante y punto de corte de marcha corta. Nos meteremos hasta las rodillas para cruzar el río Terma, o eso creo, en el que alguno hará incluso buceó...
Ahora le toca el turno al alto de Bocos. No se si mas duro o menos que el anterior pero mis piernas ya estaban llegando a su tope, menos mal que sólo nos quedaba el descenso y un sube baja que se me hizo eterno hasta llegar a Villarcayo por donde habíamos salido 3h15' antes en mi caso.

Antes de la salida